Tabernáculo de la Gracia es una iglesia bautista reformada independiente. Los siguientes siete puntos muestran la políticas bíblicas claves  que seguimos.

Doctrinas de la gracia
Enseñamos las doctrinas de la gracia (en la fe reformada a menudo se resumen como los “cinco puntos del Calvinismo”). Nuestro fundamento doctrinal es la  Confesión Bautista de Fe de 1689,leala aquí.

Libre oferta del Evangelio
Creemos en la oferta universal de salvación, que también se llama la libre oferta del Evangelio, y dedicamos un culto cada domingo a la predicación evangelística persuasiva, y oramos para que Dios la use para la salvación de almas valiosas. El evangelismo es un deber primordial para nosotros, y abarca escuelas dominicales evangelísticas, evangelización de jóvenes y otros medios descritos en estas páginas.

Adoración tradicional (o bíblica)
Creemos que la adoración tradicional está en consonancia con la clara enseñanza de la Biblia. La adoración tiene que ser gloriosa y reverente, de forma que eleve nuestras mentes en adoración, acción de gracias, arrepentimiento, dedicación e intercesión y también escuchar la Palabra de Dios. No tiene la intención de entretener, como si la casa de Dios fuera un teatro o un salón de baile, sino de ayudarnos a apreciar al Dios todopoderoso.

Iglesia trabajadora
Intentamos honrar el concepto de la iglesia trabajadora, lo que significa que todos los verdaderos creyentes sirven al Señor, si les es posible hacerlo, uniéndonos en actividades para traer gloria al Señor. Con este énfasis una iglesia puede llevar a cabo grandes esfuerzos por evangelizar, ministerio de escuela dominical, etc. Los cristianos no son meramente “público de los domingos”, sino un grupo de trabajadores dedicados y comprometidos para con el Señor.

Separación bíblica
Creemos que el pueblo del Señor debe mantenerse lejos de toda mundanalidad y falsa enseñanza. Esta es la doctrina de la separación bíblica. La falsa enseñanza niega que la Biblia sea inspirada y que sea infalible, al igual que otras doctrinas fundamentales de la fe. Las iglesias deben defender y preservar la verdad a toda costa y jamás deben transigir con respecto a cuál es el único camino de la salvación.

La reunión de oración
Creemos en la gran importancia de la oración y, por tanto, mantenemos la reunión de oración de la iglesia como una reunión separada durante la semana. Sin la bendición de Dios en respuesta a nuestras oraciones, toda nuestra testificación sería en vano. La oración colectiva es de suma importancia.

Otros ministerios
Sostenemos que Dios ha diseñado la “iglesia local” (es decir, cada congregación) para llevar a cabo diferentes tareas. Por tanto, cada iglesia debería emprender “otros” ministerios como misiones, preparación de pastores y publicación de literatura, si el Señor las guía y las capacita para ellos.

 

La lista de políticas no cubre, desde luego, todos los deberes de una iglesia, pero da a los lectores una idea de la postura que el Tabernáculo mantiene.

 

“Nos regocijamos por lo que se hará aquí mediante la predicación de Cristo. Sabemos que este lugar será el lugar donde muchas almas valiosas nacerán durante muchas generaciones. Sabemos que este lugar será como un gran corazón humano, latiendo y palpitando con benevolencia obtenida directamente de la cruz de Cristo. Y este gran corazón tendrá miles de influencias, cerca y lejos, que serán para ‘Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres’.  No será otra cosa que la casa de Dios y la misma puerta del Cielo” (William Brock, en la reapertura de la Iglesia Metropolitan Tabernacle en Londres en 1861)